Así como lo oyes, y no es de asombrarse porque seguramente a ti también te ha pasado. Según varias publicaciones, sobre el 60% y hasta el 80% de mujeres usa un sostén de una talla que no le queda adecuadamente; esto se traduce mínimamente en incomodidad, pero puede acarrear otros problemas más serios como dolores de espalda, malas posturas, que a su vez pueden causar dolencias graves.

La confusión es comprensible porque el brasier no es necesariamente una prenda que nos probamos para comprar, además de la múltiple forma de presentar las tallas por su origen de fabricación. No es extraño encontrar hasta cinco tallas diferentes en la misma etiqueta, que si es para Estados Unidos, Europa (y dentro de Europa, si es España/Francia o Reino Unido, y un largo etcétera), Australia, México, Colombia. Ecuador rara vez aparece en las tallas, usamos generalmente las tallas que manejan en Colombia, seguramente por su tradición en lencería y su innegable habilidad comercial.  El caso es que es fácil perderse a la hora de comprar un buen brasier.

Caso aparte y digno de elogio son las compras hechas por las parejas, léase novios, amigovios, esposos, baciles, pretendientes, enamorados, entre otros… quienes a su mejor saber y entender se acercan con recelo a comprar sostenes sin la más pálida idea de cómo hacerlo. No es su culpa, se les perdona y agradece la buena intención, aunque por supuesto, salvo que se lleven una «muestra» es poco probable que consigan acertar con la talla de la dichosa prenda en cuestión.

Con estos antecedentes, en GlückBlessed.com hemos preparado dos tablas que abordan de forma sencilla, esperamos, las tallas y copas de sostenes. No dejen de visitar la sección «Saber Mi Talla«, estaré atenta a sus comentarios.

Con aprecio,

Grace

Leave a Comment

Abrir chat
Hola,
En qué podemos ayudarte?
top